La comarca del Raco d'Ademus se encuentra separada del tronco de las restantes comarcas del espacio regional y vinculada a ellas únicamente por el cordón del Río Turia-Guadalaviar. La mitad oriental linda con la provincia de Teruel y su mitad occidental, desde la Cruz de los Tres Reinos hasta la Sierra de Tortajada con la de Cuenca.

La causa de este extraño enclave geográfico se remonta a la Reconquista, durante la cual Jaime I respetó los tratados con Castilla y Aragón-por los que se consideraba a Santa Cruz de Moya (municipio que separa la comarca del espacio regional, perteneciente a Castilla) de gran importancia estratégica y geográfica por ser camino obligatorio entre Aragón y Castilla, lo cual determinó para el futuro el que el Rincón no esté completamente unido al resto del espacio regional.

Las formas de su relieve le dan un aspecto de gigantesco circo romano ovalado (fosa de Teruel) rodeado de altas montañas excepto por donde entra y sale el Turia, y con un centro geométrico en la población de Torrebaja; no obstante en Ademuz confluyen la mayoría de los cursos de agua que vienen a desembocar al Turia. De norte a sur este río cruza la comarca y crea un profundo valle de amplios terrenos; el valle y el extremo suroccidental de la comarca son las zonas que, pese a su altitud relativa (mínima de 700 m.) tienen una superficie llana.

La comarca queda pues, dividida por el Turia en dos partes; la oriental es la más pequeña y también la más pobre, por el sur la cierra una ramificación de la Sierra de Javalambre denominada sierra de Tortajada. El pico Tortajada (1.515 metros) es la mayor altura de la zona meridional, pero las montañas ganan en altitud conforme nos desplazamos hacia Javalambre, alcanzándose los 1.839 metros en el pico Calderón, el más alto de todo el espacio regional. La mitad occidental queda delimitada por las estribaciones de los Montes Universales con elevadas alturas en los lindes de la misma, destacando entre ellos la Cruz de los Tres Reinos (1.560 m.) y el Collado de las Monjas (1.321 m.).

El clima es frío y propio de tierras altas, pues nunca se desciende de los 700 metros de altitud. Los inviernos largos y abundantes en nieves, los veranos, breves y frescos. Las medias térmicas osci.an entre los 5 grados de Enero y los 21 de Ju.io. Las precipitaciones son escasas con unas medias anuales a.rededor de los 500 m.