La práctica totalidad de la comarca forma parte del ancho piedemonte que se extiende desde las montafias que circundan la cuenca baja del Turia hasta el litoral. Esta ex. tensa formación se divide en dos sectores básicamente: en la margen derecha del río el piedemonte de Cheste y Chiva, el Pla de Cuart y la Foya de BUÑOL y en la margen izquierda el piedemonte de Llíria, que es el que ocupa la co. marca que estamos analizando.

Centrándonos ya en epa, hay que señalar que si bien en el último tramo e1 curso del río diferencia el piedemonte de Llíria del Pla de Cuart, en el tramo anterior, a la altura de Villamarchante y Ribarroja, el límite traspasa el río Turia para situarse en la elevación de Ródana (345 m.). El piedemente va descendiendo suavemente sus cotas de nivel en dirección NO-SE, desde una a1titud de 300 m. en su área occidental hasta los 100 m. en las proximidades de l'Horta. El suelo se compone básicamente de arcillas arenosas con algunos cerros de calizas.

Esta conformación geológica origina un relieve uniforme que tan solo se ve alterado en la periferia comarcal, en la que aparecen las elevaciones montafiosas que constituyen el final de las estribaciones ibéricas. Al norte se halla la Sierra Calderona con el pico Rebalsadors (798 m ), vértice geodésico de primer orden. Al noroeste destacan las alturas enclavadas en el municipio de Alcublas, transición entre las Sierras Calderona y de Andilla: la Solana (1.123 m.), los Molinos (904 m.) y otros. Al suroeste la comarca alcanza las estribaciones de la Sierra de los Bosques, aproximándose a los 1.000 m. de altitud.

Obviamente la red hidrográfica de la comarca está dominada por el río Turia que la atraviesa en la parte meridional con una odentaci6n sureste hasta que pasa a 1'Horta. El río entra en la comarca por Gestalgar, habiendo sido regulado ya, dentro de la provincia por los embalses de Benajéber y Loriguilla. Igualmente el río Realillo, afluente del Turia por la derecha, es regulado mediante el embalse de Buseo. En estas condiciones el caudal que transporta el cauce al paso por la comarca está controlado y se halla en función de las necesidades que presenta sobre todo la comarca de l'Horta. En la comarca, el Turia recibe por la izquierda las ramblas de Castellarda (que a la altura de Casinos se denomina de Artaix) y de Lliria, normalmente secas pero que con las precipitaciones otoñales llegan a alcanzar regímenes torrenciales provocando incluso graves inundaciones tales como las de septiembre de 1949 y octubre de 1957. Por la derecha no recibe ningún afluente digno de mención.

La parte septentrional de la comarca es atravesada por el Barranco Carraixet proveniente de las estribaciones occidentales de la sierra Calderona y que después de pasar junto al núcleo de Bétera penetra en l'Horta para ir a desembocar directamente al mar en el término municipal de Alboraya.

Para completar la red hidrográfica comarcal, especialmente en lo relativo a disposición de recursos acuíferos, hay que señalar la relevancia del manantial de San Vicente de Lliria con un caudal medio de 20-30 m3 por minuto y el canal del Generalísimo que proveniente del embalse del mismo nombre pondrá en regadío una amplia superficie de la comarca. Posteriormente analizaremos con mayor detalle este proyecto.

Climatológicamente, el Camp de Túria, participa plenamente de las características mediterráneas, puesto que su proximidad al mar dulcifica las temperaturas y reduce la amplitud térmica que se da una vez superados los primeros escalones montañosos.